Érase una vez el Storytelling…

Comenzamos este post definiendo el storytelling como una tendencia del marketing que se centra en conectar con los sentimientos de los consumidores a través de una historia.

Desde bien pequeños siempre nos han gustado las historias antes de dormir o pasarnos horas y horas viendo nuestras películas favoritas de Disney, las cuales nos enseñaban una lección importante para enfrentarnos a la vida (El poder de la amistad, la recompensa tras el esfuerzo…).

Lo más sorprenderte es que según vamos creciendo seguimos estando rodeados de historias que buscan llamar nuestra atención y conectar con nosotros, solo que esta vez van siendo las marcas las protagonistas de esas historias.

A medida que vamos superando las distintas fases de la vida, vamos forjando y dando forma a esa personalidad que finalmente se va convirtiendo en nuestra marca personal y por tanto el objetivo de las marcas es dar con las claves para que las asocies a tu estilo y convertirte así en su “embajador”. Para ello cuentan con el Storytelling o como también nos gusta denominarlo “El marketing de las emociones“.

¿Cuál es la receta del éxito para crear un buen storytelling?

Hemos de confesar que receta del éxito como tal no existe… Pero lo que si hay son una serie de consejos que pueden ayudarte a conseguirlo. Además como ocurre con toda gran receta, el lograr despertar sentimientos y conectar con las personas va a depender del toque personal de cada uno:

Historia bien estructurada:

Toda historia debe tener su presentación, nudo y desenlace. Una buena estrategia es crear un plan de contenido de tal forma que el relato se divida en varias partes y se hagan llegar a los usuarios a través de diferentes medios.
Ejemplo:

  • Presentación: Anuncio en la televisión con el comienzo de la historia.
  • Nudo: Crear una serie de vídeos, que serán compartidos vía Twitter, Instagram, Youtube, Facebook, Vimeo… Aprovechando las características de cada red social.
  • Desenlace: Vídeo Incrustado en la página web.

Esto es lo que se conoce con el nombre de narrativa transmedia, utilizar un contenido líquido adaptable a diversos formatos y hacerlo llegar a los usuarios a través de diferentes dispositivos.

Una buena historia:

Con esto nos referimos a que no basta con contar lo primero que se nos ocurra adaptándolo a nuestro producto, sino que debemos conocer bien a nuestros clientes (Saber qué les gusta, qué hacen en su día a día, qué somos para ellos) y a partir de ahí crear una historia con la que se sientan identificados.

Ejemplo:

  • Nuestro producto y público objetivo: Si somos una marca de zapatillas de fútbol, podemos enfocar nuestra estrategia de storytelling a dos tipos de clientes de objetivo (Jóvenes que tienen el sueño de ser futbolistas y a las personas adultas que disfruta del partido del fin de semana con los amigos).
  • ¿Cómo conectamos con nuestros clientes?

Con los jóvenes que tienen el sueño de ser futbolistas, podemos mostrarles cómo detrás de cada gran futbolista hay años de preparación, entrenamientos, equipos y al igual que ellos, un sueño de llegar a ser alguna vez profesionales.

Con los clientes más adultos que disfrutan del partido del fin de semana con los amigos, podemos mostrarles que ese sentimiento de ver el balón entrar en la portería tras una gran jugada, la celebración original que haces con tu equipo o la reunión después del partido es algo que no se puede describir con palabras, ya que es “un sentimiento” que solo conocen aquellos que lo viven.

  • ¿Cómo transmitirlo?

Debemos ver dónde se mueven los dos clientes objetivos y adaptar el contenido a distintos formatos. Ambas estrategias pueden empezar con un anuncio en la televisión y continuar en otros medios.

Con los jóvenes muy posiblemente las redes sociales como Instagram, Youtube y Vimeo sean idóneas para hacerles llegar la historia.

Con los adultos redes sociales como Youtube y Facebook pueden ser una opción acertada a la hora de conectar.

Ser natural:

Es cierto que el contar con la participación de influencers y referentes puede ayudar a captar nuevos clientes, pero también es verdad que los usuarios quieren ver personas como ellos con lo que sentirse identificados.

Ejemplo: Contar con un/una modelo va a llamar más la atención a la hora de mostrar a los clientes la nueva colección de verano. Pero la marca debería pararse un momento a pensar si… ¿Son modelos mi público objetivo?

Narración en primera persona:

Intentar que el narrador que cuente la historia hable en primera persona, ya que parecerá que está describiendo una experiencia personal.

Valores de la marca:

Intentar que la moraleja y los valores que se intentar transmitir a través de la historia coincidan con los de la propia marca.

Ejemplo: Coca Cola: Felicidad

Para terminar este breve paseo a través del Storytelling queremos mostrarte nuestra historia, ya que todo el mundo tiene una.

Todo el mundo nace con un talento, hay personas que lo descubren en su infancia y lo trabajan y pulen como un diamante en bruto, llegando incluso a vivir de él. En cambio hay otros que no consiguen descubrirlo en toda su vida o deciden convertirlo en su vía de escape de la rutina diaria. También se ha comprobado que cuando juntas a grupo de personas con dones que se complementan para trabajar en un objetivo común el resultado de esa unión es algo maravilloso.

Nuestra historia empieza cuando decidimos montar la agencia Luisannet Arte y Tecnología al darnos cuenta que teníamos el don de convertir los sueños de la gente en realidad. Hoy en día podemos decir que llevamos más de diez años haciendo realidad los sueños de mucha gente.

¿Cómo es esto posible?

Al fin y al cabo trabajar en el desarrollo de branding, identidad corporativa y marketing tiene un poco de esa “magia” de hacer los sueños realidad ¿No crees?

Ayudamos a clientes y empresas que quieren dar forma a esa idea de negocio, que llevan años pensando y trabajando, a través de un logotipo, un manual de identidad corporativa o una estrategia de marketing.

¿Qué hemos hecho para hacerlo posible?

Rodearnos de gente que tiene un don para el diseño gráfico, diseño web,  marketing e ilustración. Por supuesto cada uno de nosotros trabajamos en mejorar y mantener ese don día a día, con el objetivo de que nuestro trabajo se aproxime lo máximo posible a lo que nuestros clientes han soñado.

Así que mientras la gente siga teniendo sueños nosotros continuaremos trabajando para darles forma…

Esperamos que os haya gustado nuestra historia y te invitamos a compartir con nosotros más ingredientes para completar nuestra receta sobre el Storytelling.

Artículo escrito por Javier López Muñoz, Social Media Manager de Luisannet Arte y Tecnología.

2017-01-21T21:52:54+00:00 15 de septiembre de 2015|Categories: Marketing|Tags: , , |

Deja un comentario