¿Estás en la red o no existes?. La transformación digital no es algo que pueda pasar de moda y las empresas están al tanto de todo este panorama. 

Para algunas empresas la gestión de todos los datos no es una moda pasajera, sino una ventaja competitiva que puede venir muy bien para el futuro. Acostumbrados a que las cosas sucedan bajo nuestros pies, con la transformación digital todo sucede ahora sobre nuestras cabezas. Los hábitos de consumo han cambiado para todos y hay que saber adaptarse a todo este cambio.

Hay menos barreras pero más proyectos empresariales. La estrategia de comunicación de las compañías transita de la unidireccionalidad a la bidireccionalidad, lo que propicia nuevos modelos de negocio. Y los usuarios demandan más innovación, para mejorar su calidad de vida. Pero, ¿dónde están y hacia dónde van las empresas? ¿Cómo deben gestionar los datos de forma óptima y personalizada, para vender más y ser más competitivas?

En cuestión de dispositivos móviles, lo que está claro es que es la herramienta que utilizaremos todos en el futuro para cualquier negocio, ya sea una operación bancaria, pedir que venga un taxi a la puerta de nuestra casa, la compra de una entrada de teatro o simplemente la compra semanal de la comida. Para que os hagáis una idea, ya el 70% del tráfico de usuarios que navega en Internet es a través de su dispositivo móvil. Con lo que los hábitos de consumo están cambiando a pasos agigantados y las empresas deben ser rápidas y transformar el modo de oferta de cara a los clientes, analizando el proceso de su clientela para conocer mejor sus gustos y ofrecer lo que buscan a golpe de click sin necesidad de que ellos pierdan tiempo en la navegación. Está claro que hay que saber escuchar al consumidor y sobre todo cuando estamos hablando de transformación digital. Saber adaptarse a las demandas del usuario es saber escuchar, analizar y tener capacidad para cambiar las tendencias de los clientes de cara a nuestro producto.

No todas las medianas y pequeñas empresas tienen un buen conocimiento digital como para saber adaptarse y ver la dirección que deben tomar. Lo que hay que aprender de este tema no está exclusivamente en las aulas, también disponemos de la red para aprender más y más cada día. Los emprendedores y las startups son las que a día de hoy, crean ideas innovadoras en el mercado y ayudan a las compañías sobre todo en el tema tecnológico. Esto es un dato muy positivo ya que se estima que en 10 años habrá más de un millón de puestos digitales que cubrir en Europa.

En la economía mundial actual, cada vez hay más proyectos y menos barreras empresariales. Algunas empresas ya se mueven según los proyectos, e incluso las personas que no tienen un empleo fijo, trabajan por planes que les van surgiendo. Es la manera en la que surge la economía colaborativa, que da así una mayor flexibilidad a las compañías. De este modo, cliente y empresario adquieren un valor añadido, y así se cuida más la estrategia de comunicación bidireccional. Dejando claro la fusión de trabajar la reputación profesional y la personal.

Un punto fundamental en una empresa es cuando los fans hablan bien de nuestra marca, ya que es transcendental para aprovechar sus niveles de influencia sobre otros potenciales clientes que puedan llegar. El feedback entre los consumidores aumenta mucho en la red, por los que tendremos que vigilar los mensajes que se lanzan y sobre todo los que dan los usuarios para ver qué opinan de nuestro negocio. Toda esta comunicación bidireccional nos puede llevar a nuevos modelos de negocio en el futuro.

Hacen falta personas especialistas en la digitalización de la información, lo que se suele llamar Big Data, y eso las empresas lo saben, ya que están revolucionadas en busca de datos para no quedarse al margen de todo el boom digital que se está viviendo. Para una empresa, los datos son como el petróleo de la información y las compañías españolas cuentan a día de hoy con un buen ecosistema, con herramientas democratizadas abiertas al público. Sobre todo hay que ofrecer un producto con un valor añadido y poner el máximo control de la información en sus manos para que no se produzca una intrusión en los datos de los usuarios.

Para generar nuevas ideas en el mercado, la innovación debe surgir de todos los departamentos de la empresa. Por ejemplo, en Estados Unidos se valora más el fracaso que el éxito empresarial, porque todo fallo sirve para mejorar. Por eso la innovación surge de la cultura de prueba y error para avanzar cada día un poco más.

Por último, hay que hacer hincapié en el formato del contenido que se genera. La tendencia a día de hoy en la oferta de bienes y servicios en Internet se está dando en el formato de vídeo. Poco a poco las personas no quieren leer tanto y prefieren pequeñas dosis de información, sobre todo en el formato audiovisual. Una empresa debe saber que el poder de un vídeo bien grabado puede llegar a cambiar su negocio de forma radical. Muchas empresas crean estrategias estáticas, por lo que dejan de avanzar. Cuando lo que deberían de hacer son estrategias móvil para hacer networking digital, creando contenidos virales y compartiéndolos en sus redes sociales.

Seáis un usuario o una empresa, nos gustaría saber vuestra visión sobre la transformación digital y que os parece que nos puede aportar para el futuro. 😉