A veces me imagino a los responsables de identidad corporativa de las grandes empresas explicando a sus clientes/jefes algunas de las campañas o aplicaciones de imagen que diseñan para ellos. El otro día estaba paseando por las inmediaciones de “Las 4 Torres” en Madrid pues ya está practicamente urbanizado todo el terreno a su alrededor (merece la pena acercarse) y pude fijarme en la torre futura sede de Caja Madrid cuando se trasladen que es verdaderamente sorprendente (al igual que las otras 3), se trata del edificio que proyectó Sir Norman Foster (www.fosterandpartners.com).

Lo que me llamó poderosamente (como se suele decir) la atención es que aunque la torre es enteramente propiedad de Caja Madrid y todo el edificio será ocupado por Caja Madrid no se ha caído en la vanidad podríamos llamarlo así, de querer a toda costa y a bombo y platillo anunciar esta realidad de que la torre es de Caja Madrid y al revés, con suma elegancia han colocado una “pequeña pegatina”, bien, un vinilo adhesivo en el centro justo y la altura de los ojos humanos de la puerta principal y de la puerta posterior del edificio, una pegatina que representa escueta y sobriamente el símbolo de la entidad (el oso) de tan solo unos 20 o 25 cm, por cada lado, sin logotipo (letras “Caja Madrid”) ni ningún tipo de texto, solo el oso muy discreto y sutilmente colocado en la inmensidad del edificio, te tienes que acercar mucho para poder apreciarlo, casi como si fueras a entrar en el edificio, increible !Qué auto control! ¡Qué poderío…! Eso es imagen corporativa, breve, concisa y elegante, ¡Chapeau! ¡Feten! que dirían los de Madrid.

Realmente me sorprendió que no hubieran colocado un o unos cartelones de lo más ostentoso y cutres (no por el dinero que podrían haber costado y los materiales utilizados si no por la propia ostentación y la dimensión de los mismos) de metros cuadrados que afearan el exquisito diseño artístico del edifico de Norman Foster.

Me imagino una posible conversación entre el encargado de la implantación de imagen de Caja Madrid y los responsables de la Caja que se puede extrapolar y es la intención, a otras muchas empresas y directores de imagen:

-¿Qué propone usted poner en la torre como identificación de nuestra compañía?

-Creo que deberíamos poner un vinilo en la puerta principal y en la trasera.

-Un vinilo ¿Cómo? ¿De cuántos metros? ¿De 3? ¿De 4…? ¿Luminoso? ¿Móvil…?

-No…, un pequeño vinilo de 20… 25 cm. a lo sumo… sólo el símbolo del oso, sin nada de texto..

-Pero eso no se verá lo suficiente… ¿Y sin unas letras? ¿Sin poner el nombre de la entidad?

El resto ya es más difícil de imaginar por lo complicado del tema en cuestión pero en todo caso mis felicitaciones para este responsable de imagen imaginario por poder convencerles porque en principio parece difícil ¿O quizá todo fue muy fácil? Mis felicitaciones entonces para todos por haber atinado tanto, ¡Y que dure!

Para aportar una referencia de lo anteriormente expuesto, a continuación unas fotos que pude sacar el mismo día de mi descubrimiento con la cámara del móvil, el recuadro rojo de las 2 primeras indica el sitio exacto donde está situado el oso, pero es  mejor acercarse y ver el conjunto al natural.