Innovación, renovarse o morir

Innovación, renovarse o morir, una de las claves fundamentales en el entorno de las organizaciones es la necesidad de renovar, modernizar, restaurar, innovar, transformar, cambiar, reconstruir, sustituir, variar… Casi todos estos conceptos forman parte de la metodología SCAMPER (Sustituir, Combinar, Adaptar, Modificar, Poner en otros usos, Eliminar, Reacomodar). Esta metodología se utiliza como método o técnica de creatividad y de desarrollo de ideas. Es un técnica de mediados del siglo 20, la inventó Bob Eberle y consiste en generar una lista de conceptos desde los que surgen nuevas ideas al realizar acciones y variaciones a partir de ellos.

Es muy probable que la gente de SnapchatVine conozcan esta técnica o cualquiera de sus muchas variantes y versiones y la hayan utilizado para dar un nuevo giro a sus compañías y productos, en definitiva para pivotar y cambiar sus modelos de negocio tal y como recomienda Eric Ries en su obra Lean Startup utilizando el método de la innovación continua.

El ejemplo de innovación de Snapchat es claro. Esta red social de las historias efímeras (en su inicio) y una de las que más ha crecido en menor tiempo de la historia, ha tenido que innovar por culpa de Instagram y las últimas actualizaciones que ha incorporado la empresa propiedad de facebook en su plataforma. Las mejoras de Instagram han acercado mucho ambas aplicaciones haciéndolas muy similares con la consecuencia que se ha visto frenada la rápida penetración y crecimiento de Snapchat (desde hace unas cuantas semanas se llama Snap Inc.) y la ha obligado a reinventarse.

Para ello Snapchat a puesto a la venta las gafas Spectacles, unas gafas que son el complemento perfecto de la app y que harán pasar ratos muy divertidos a los usuarios publicando contenido multimedia en formato vídeo en su perfil de la red. La manera de utilizar las gafas Spectacles es muy sencilla, tan solo hay que presionar en el lateral y éstas comenzarán a grabar vídeo que fácilmente se podrá enviar al smartphone vía bluetooth o WiFi. Con las gafas Spectacles se pueden grabar hasta 3 pequeñas piezas de 30 segundos cada una y también se puede obtener vídeos en un particular formato circular (llevan una lente de 115 grados) para emular el campo de visión de las personas. También pueden capturar hasta 400 fotos. En la otra patilla, las Spectacles cuentan con un indicador de leds circulares que nos avisa que están en modo grabación por cuestiones de privacidad y también sirven para saber la batería que queda.

Las gafas Spectacles de SnapChat, un buen ejemplo de innovación

Los chicos de Snap Inc. comenzaron a vender sus gafas Spectacles el pasado día 10 de noviembre de una manera muy peculiar. Para hacernos con un ejemplar hay que ir a una tienda móvil muy singular y tener más suerte que dinero. Siendo Snapchat una red social de mensajería y comunicación efímera. Snap Inc. está colocando estas tiendas móviles llamadas simplemente “Bot” en Estados Unidos (se asemejan a una máquina dispensadora de refrescos de gran tamaño), más concretamente instaladas en Los Ángeles y Nueva York, siendo ésta la única forma de adquirir las gafas. Estos Bots de color amarillo, tienen un enorme ojo en el centro, debajo tienen tres botones para elegir el modelo que más nos guste y un espacio dispensador por donde salen las Spectacles, que es como una boca sonriente.

Las máquina donde se compran las gafas Spectacles de SnapChat es otro ejemplo de innovación

 

Para los atrevidos que quieran llevar estas gafas al estilo Elton John, su precio es de 115 euros, sin duda es un complemento muy divertido para todos los amantes de Snapchat aunque tampoco hace falta la red social para poder utilizarlas.

Otra compañía que ha tenido que reinventarse totalmente y recurrir a la innovación es Vine. En este caso también fue Instagram la culpable de la migración de muchos usuarios al introducir la marca de facebook el formato de vídeo en la red social de fotografía provocando que rápidamente muchos viners se convirtieran en instagramers. Vine entró en horas bajas y comunicó en octubre de 2016 su decisión de cerrar por no encontrar comprador, pero antes de darse totalmente por vencidos, decidieron darse otra oportunidad variando el modelo de negocio. A partir de entonces simplemente Vine deja de funcionar como red social para ser una app que añade funcionalidad a la cámara de los dispositivos.

Con Vine Camera se puede seguir ahora creando aquellos peculiares vídeos de 6 segundos que se repiten en bucle y se suben directamente a Twitter, Instagram, Facebook, Google+, etc. También permite descargar los vídeos y guardarlos en el smartphone. La compañía pivotó, dio un giro y se ha convertido en una herramienta puramente creativa como por ejemplo Boomerang o GIF Camera.

Instagram es pues un ejemplo claro de espíritu de renovación e innovación, no ha dejado de estar en evolución constante. En sus inicios era una simple app para subir fotografías en formato cuadrado, pero ahora puedes llegar a compartir casi de todo en el perfil (en ocasiones los cambios o mejoras han llegado por demandas del usuario y en otras por iniciativa de la empresa).

El pasado mes de mayo, la compañía decidió cambiar el diseño de su logotipo, acción que muchos criticaron pero que realmente le otorgaba un aspecto más moderno a la marca con una identidad visual mucho más limpia y sintetizada. La última innovación de la marca ha sido hasta la fecha Instagram Stories que se lanzó el verano pasado y revolucionó el mercado pues se trataba de una copia de la función principal de Snapchat. Su lanzamiento ha provocado que muchas personas hayan terminado colgando sus historias efímeras en Instagram, dejando de lado sus perfiles en Snapchat que como sabemos ha tenido que buscar otra utilidad para su app.

Por último, podemos citar al gigante Facebook como ejemplo de empresa que está en continua renovación y evolución (¿Alguien no se había dado cuenta?) implementando constantemente nuevas funcionalidades para estar al frente de las redes sociales más utilizadas por los usuarios y contrarrestar el poder de otras plataformas de la competencia. Prueba de ello es por ejemplo su interés en aumentar la utilización del formato de vídeo en su plataforma, la posibilidad de subir vídeos en 360 grados que los usuarios pueden ver con gafas de realidad virtual, permitir que cualquier usuario transmita vídeos en vivo y en directo mediante Facebook Live.

También Facebook Messenger se está convirtiendo en una de las plataformas de mensajería más utilizadas por los usuarios.

En definitiva, con estos ejemplos tan claros hemos querido ilustrar la recomendación que os hacemos tan importante de estar en continua evolución y renovación, de aplicar la innovación disruptiva para no quedarnos en el camino.

¿Cual es vuestra opinión? ¿Conocéis otros ejemplos? Seguro que sí, hay muchos más, cuéntanos cuáles te parecen a ti más interesantes.

Deja un comentario